Acceder al menú principal

Historias de Creadores y Artistas

Historias de creadores: El Reino Infantil

  • Por El equipo de YouTube
  • 24.May.2022
Historias de creadores: El Reino Infantil
Kuky Pumar, una de las mentes detrás de El Reino Infantil, el mayor canal de contenidos infantiles de habla hispana, nos cuenta sobre su recorrido en YouTube y cómo lograron alcanzar una comunidad de más de 50 millones de suscriptores.

Presente en YouTube desde hace más de 10 años, El Reino Infantil se convirtió en uno de los canales de contenido para familias más grandes de YouTube. A través de personajes como Bartolito de La Granja de Zenón, To-To el Hormiguito de Bichikids, Sammy El Heladero de Canciones del Zoo, la Familia Blu y Paco el Marinero, lograron construir una comunidad de más de 50 millones de suscriptores que disfrutan de sus videos originales producidos para la plataforma y traducidos en 9 idiomas. Pero la historia comienza años antes, cuando Kuky fundó Leader Entertainment, su propia discográfica, en 1983. Viviendo los inicios de la transformación digital de la industria, su visión lo llevó en 2011 a abrir el canal de El Reino Infantil. Actualización y experimentación constante y no tener miedo a tomar riesgos, son los aspectos que considera fundamentales en la creación de contenido para YouTube.

Hace tiempo veníamos creando contenidos musicales, pero vimos que algo faltaba, especialmente para los más chicos. Por eso buscamos unir dos mundos que hasta el momento no solían estar conectados: las canciones infantiles y los videoclips. Con este objetivo en mente, en 2011 creamos nuestro canal de YouTube: El Reino Infantil y al mismo tiempo, iniciamos un proceso de reconversión de la empresa y de nuestros procesos para enfocarnos en la creación de videos.

En nuestros comienzos en la plataforma, fue muy importante nuestra mirada puesta en el futuro y en entender los cambios que se estaban dando, no solo en el negocio sino también en la forma de consumir contenidos musicales. Antes, el principal espacio para difundir la música y convertirse en hit era la radio, pero fuimos entendiendo que había nuevos espacios y que YouTube era un aliado clave para llegar a nuevas audiencias. Anticiparnos y haber apostado por una posibilidad que veíamos remota, pero probable, fue lo que nos permitió posicionarnos en un segmento no tan popular en ese momento.

Desde Argentina al mundo

Cuando empezamos veíamos cómo algunos creadores crecían a pasos agigantados, su versatilidad y el alcance que habían logrado nos parecían algo lejano. Pero las plataformas abiertas como YouTube tienen la capacidad de democratizar los contenidos, es decir, que cada persona, sin importar dónde esté, su edad o qué quiera ver, puede encontrar lo que desea y explorar sus intereses a través del video. Una frase conocida que suelo repetir es “el contenido es el rey” y creo que nunca fue tan real. La oportunidad para un creador conocido o desconocido es la misma, lo importante es entender a la audiencia y acercarles contenido de acuerdo a sus intereses.

Compartir nuestros videos en el canal de YouTube nos abrió muchas puertas. Encontramos en la plataforma una red global que nos permitía llegar desde Argentina a familias de habla hispana en diferentes partes del mundo y luego, con la traducción de los videos, a muchísimas más personas. Esta gran ventana al mundo nos permitió seguir transformándonos para acompañar el crecimiento de los más chicos con contenidos multiplataforma y nuevas unidades de negocio complementarias.

Enseñar a través de la diversión

Lo más importante de este logro que celebramos con la llegada a los 50 millones de suscriptores, es que logramos tener la confianza de las familias, quienes nos abren las puertas de sus hogares para compartir momentos a través de la música uniendo muchas veces distintas generaciones. Ganar esta confianza no es algo sencillo, es un trabajo de todos los días que nos permite seguir acompañando el crecimiento de los más chicos.

Nuestras dos banderas son la música y el entretenimiento, pero además buscamos transmitir enseñanzas y valores, dejarle algo más a la comunidad, no sólo un buen momento. Encontrar la forma de entretener y dejar una enseñanza a través de distintos contenidos y en diferentes formatos es lo que nos diferencia.

Aún después de 11 años en la plataforma, YouTube sigue siendo la cocina donde experimentamos y producimos el contenido que les gusta a todos”

Conocer y estar dispuestos a experimentar

A la hora de pensar y crear un nuevo video, creo que es importante ser originales y fieles a nosotros mismos, pero no debemos perder de vista que tenemos una audiencia con intereses propios que busca ver sus videos preferidos en nuestros canales, en el formato y a través de su dispositivo favorito. Por eso, escuchar y conocer a nuestra comunidad es esencial a la hora de pensar qué contenidos queremos compartir.

Pero otro componente clave a la hora de crear es estar dispuestos a innovar: a probar nuevas ideas, guiones, secciones y contenidos. Y no debemos olvidarnos de los diferentes formatos, o por lo menos entender cuáles nos posibilitan tener un mayor alcance, de acuerdo a nuestra audiencia, y explotar nuestra creatividad para ofrecer contenidos interesantes y de calidad. Aunque El Reino Infantil ya es una empresa 360, con presencia en el mundo offline a través de merchandising, obras de teatro y otras oportunidades de negocio, YouTube sigue siendo la prioridad número 1 y la cocina donde experimentamos y producimos el contenido que les gusta a todos. Con la mirada puesta en lo que viene, tenemos los ojos bien abiertos y estamos en primera fila cada vez que hay una innovación en la plataforma para poder estar cada vez más cerca de nuestra comunidad.